Congeladores Horizontales

Congeladores Horizontales

Los congeladores horizontales han venido a modificar el modo en que las personas almacenan productos frescos. Los mismos requieren de cierta atención y cuidado para ser mantenidos y consumidos pese al paso del tiempo; hablamos de productos tales como carnes rojas, blancas y aves principalmente, así como otros congelados que, para ser conservados por semanas o incluso meses, necesitan de otra clase de tratamiento de almacenaje que tal vez un refrigerador común no puede brindarles. En esencia, un congelador horizontal cumple con ciertos objetivos precisos que dieron motivo a su fabricación y que, en la actualidad, han posibilitado el crecimiento de su venta debido a la solución elemental que brindan a los hogares.

Los congeladores horizontales se caracterizan por su método de apertura hacia arriba, como si se tratase de un baúl. Hablamos de electrodomésticos de gran capacidad de almacenaje, de hecho, superior a la de los congeladores verticales; ideal para guardar grandes cantidades de alimentos o cuando estos son de gran tamaño. Es una alternativa más eficiente que la vertical, dado que consume menos energía. Además, resultan más accesibles en términos económicos.

Funcionamiento General de los Congeladores Horizontales

Al igual que cualquier otro tipo de congelador, su función básica es congelar los alimentos a temperaturas bajo cero durante largo tiempo y con el mínimo de pérdida de calidad del sabor de los alimentos. El congelador elimina el calor de los alimentos de forma rápida y así disminuye su temperatura hasta alcanzar el punto de congelación programado.

  • Para congelar, estos aparatos recurren a líquido y gas refrigerante. Este recorre una serie de tuberías interiores de circuito cerrado.
  • El circuito, a su vez, lo forman una serie de elementos, tales como evaporadores, condensadores, compresores y las ya mencionadas tuberías.
  • El evaporador es clave para la acción congelante. Cuando entra en contacto con el líquido refrigerante, este absorbe la temperatura de lo que haya guardado en el aparato.
  • El líquido se convierte en gas cuando se calienta a baja presión.
  • En este punto entra en juego el compresor, el cual extrae el gas del evaporador y lo remite al condensador junto a un incremento de la presión.
  • El gas de alta presión y temperatura descendente vuelve a pasar a estado líquido, aunque esta vez más frío. El condensador está enfocado al exterior, facilitando la expulsión de calor por parte del gas.
  • A partir de aquí, el líquido vuelve hasta el evaporador para absorber el calor del interior del aparato. Posteriormente, vuelve hasta el compresor y el condensador. El proceso se repite.

Congeladores Horizontales

Principales Beneficios de los Congeladores Horizontales

Dentro de las principales ventajas que esta clase de electrodoméstico puede ofrecer nos encontramos con la posibilidad de manejar de forma más cómoda la tarea de guardar los alimentos en su interior. De esta manera hablamos de un dispositivo sumamente práctico, sobre todo gracias al cierre manual que, al mismo tiempo, nos garantiza que la puerta permanezca abierta sin problema mientras se requiera.

Seguidamente, un factor clave de los congeladores horizontales es la capacidad de conservar más productos y de mayor tamaño. Esta cualidad es posible ya que el arcón congelador no posee compartimientos, por lo que su espacio de almacenamiento es diáfano, sin impedimento alguno para guardar incluso cajas completas con alimentos, perfecto para familias numerosas y piezas grandes.

Asimismo, los congeladores horizontales son la alternativa más eficiente en cuanto a consumo energético, lo que optimiza todas sus características anteriores al ofrecer un gran espacio, una amplia capacidad y, además, el uso de menor energía posible.

Por último, el diseño y forma de un arcón congelador se adaptan mejor al área de la casa en el que se coloque. Pese a que su puerta abra hacia arriba, es posible aprovechar el área de pared en el que la puerta no es una dificultad y así utilizar el espacio de forma más eficiente también. Si nos enfocamos, por ejemplo, en los modelos de congeladores de Eas Electric, encontramos también ventajas tales como un revestimiento interior de aluminio, lo que lo hace muy resistente al paso del tiempo y facilita su limpiar.

Por otro lado, estos modelos al estar equipados con las últimas soluciones en tecnología, permiten percibir rápidamente cuando existe una avería, a través del indicativo del piloto de luz roja que da el aviso de esta clase de situación, mientras que el piloto de luz verde siempre indicará el funcionamiento óptimo.

Aspectos Importantes a Considerar

Hay una serie de características importantes a las que se debe prestar atención antes de efectuar una compra. Es recomendable apostar por un congelador que incluya el mayor número de los requisitos explicados a continuación:

  • Cestas: sirven para guardar alimentos de dimensiones reducidas y aquellos que necesitas tener a mano. La mayoría de los congeladores suelen venir con una, pero algunos incluyen varias. También es posible comprarlas compatibles.
  • Puerta: es importante que el congelador horizontal cuente con tapa contrabalanceada. Permite que el electrodoméstico quede abierto por completo y que puedas utilizar ambas manos para introducir o extraer los alimentos.
  • Ruedas: al ser un electrodoméstico que no va empotrado es posible que se necesite moverlo en algún momento. Sin ruedas y lleno resulta una tarea una complicada de realizar, por lo que lo ideal es que la opción a elegir cuente con las mismas.
  • Luz interior: resulta muy útil contar con una buena iluminación interior a fin de obtener comodidad al momento de encontrar o acomodar los alimentos.
  • Válvula de desagüe: es recomendable que, al menos una vez al año, el dispositivo se descongele para una limpieza profunda. Al disponer de una válvula de desagüe será un proceso más sencillo.

Sistema No Frost

Particularmente, éste es un punto clave al momento de elegir un congelador horizontal, pues el sistema No Frost, o anti escarcha, reparte de forma uniforme y constante el frío en todo el interior, ayudando a conservar mejor los alimentos. Sin olvidar que evita la aparición de hielo y, con esto, la necesidad de descongelar el aparato con frecuencia.

De esta manera, las bajas temperaturas que alcanza, cerca de los 20 grados bajo cero, permiten destruir bacterias y otros organismos similares. Además, los alimentos se congelan en muy poco tiempo.

Última actualización el 2021-12-04 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados. Esta web forma parte del programa de Afiliados de Amazon.

Deja una respuesta