Congeladores Verticales

En los últimos tiempos se han desarrollado soluciones para nuestros hogares dignas de destacar por su eficacia al brindar comodidad y practicidad a nuestras vidas; uno de estos recursos son los congeladores, dado que estos han transformado el modo en el que conservamos y almacenamos los comestibles en casa. Por supuesto, suponen un aparato muy útil e imprescindible en nuestros días, permitiendo planificar nuestra alimentación fácilmente sin perder tiempo en constantes idas de compras. Por su parte, los congeladores verticales se han popularizado mucho en los últimos años gracias a que son capaces de almacenar grandes cantidades de alimentos, al tiempo que no ocupan demasiado espacio.

Congeladores VerticalesUn congelador vertical es una estupenda solución para muchas familias a la hora de organizar tuppers de comida y comestibles en general. Se trata de un electrodoméstico similar a un frigorífico convencional pero que carece de zona de nevera. Con esto, la totalidad del espacio interior que ofrece está pensado exclusivamente para congelar alimentos. Además, como su propio nombre indica, han sido diseñados para aprovechar el espacio vertical y no el horizontal, por lo que son mucho más altos que anchos, prácticos y su estética y distribución ofrecen amplios cajones ideales para ordenar las raciones de alimentos con comodidad.

Existen congeladores verticales con dos puertas o con una sola, de tipo encastrable, panelable o de libre disposición, con superficie de acero inoxidable anti huellas, entre otras opciones. Por esta razón, en términos de prestaciones y diseños, no tienen nada que envidiar a las neveras a las que estamos acostumbrados a ver en la mayoría de tiendas especializadas.

Funcionamiento General de los Congeladores Verticales

En términos técnicos, el funcionamiento de un congelador vertical es similar al de uno horizontal. Ambos funcionan con gas, el cual a través de diversos procesos se enfría, hasta convertirse en una especie de neblina que climatiza el interior.

Los congeladores en general tienen varias partes fundamentales que son el compresor, el condensador, tubo capilar, el termostato, el ventilador y el evaporador. El compresor comprime el gas refrigerante haciendo que este gas fluya hasta las bobinas del condensador donde se disipa su calor y se transforma en líquido. Este líquido entra en el tubo capilar donde se expande, se reduce y se convierte en gas de baja presión frío.

El ventilador del congelador hace circular el aire frío a través del interior del mismo y mantiene una temperatura uniforme. Cuando se alcanza la temperatura deseada el termostato, se apaga el compresor, asimismo cuando la temperatura comienza a subir el termostato enciende el compresor de nuevo para iniciar el ciclo de enfriamiento de nuevo.

Características a Considerar antes de Comprar un Congelador Vertical

Capacidad

Se trata de una de las características más sobresalientes se traduce como la cantidad de alimentos que puedes congelar en el interior de un congelador. A pesar de que los congeladores horizontales se llevan la ventaja en esta cualidad, un congelador vertical de uso profesional fácilmente puede superar una capacidad de 450 litros que, sumado a un sistema cíclico, ofrece un reparto uniforme del frio.

Tamaño

En este caso aplica la máxima “el tamaño sí importa”, pues no solo debemos considerar el espacio que ocupa el congelador, sino también se debe dejar a su alrededor el espacio suficiente para que el sistema de ventilación opere correctamente y el dispositivo no se sobrecaliente, de esta manera estaremos cuidando la vida útil de la unidad.

Eficiencia energética

Un congelador vertical es un tipo de electrodoméstico que se mantendrá enchufado prácticamente todo el tiempo desde el momento de su compra, por lo que puede llegar a suponer hasta el 15 % del precio de la factura de la luz mensual. Conscientes de ello, muchas marcas ofrecen, entre sus mejores opciones, modelos con certificados de eficiencia energética A+, A++ y A+++. Estos consumen menos energía y, por tanto, menos electricidad, lo que contribuye a un ahorro de costes significativo. Si bien son un poco más caros, esto es algo que amortizan rápidamente con el paso del tiempo.

Temperatura regulable

Los mejores congeladores verticales llegan a alcanzar temperaturas de -30 ºC. Lo ideal es que, aunque el modelo elegido no llegue a ese valor, podamos regular manualmente la potencia del electrodoméstico mediante un termostato para así tener un mayor control en la medida de nuestras necesidades. Y, si además cuenta con una alarma de temperatura que nos avise cuando esta suba en exceso, mejor.

Alarma

Uno de los principales problemas en los congeladores ocurre cuando la puerta se olvida abierta y toda la comida en su interior se echa a perder. Debido a esto, muchos modelos de congeladores verticales tienen una alarma a modo de advertencia cuando la puerta permanece abierta durante un determinado tiempo.

Organización

En este aspecto se incluyen varias características. Disponer, por ejemplo, de una buena iluminación interna es bastante recomendable para una mejor vista del contenido del congelador. Asimismo, otro factor muy importante en un congelador vertical es que sus estantes sean extraíbles, de esta manera, la capacidad del congelador se puede maximizar sin estar atascado en una organización de estantería de fábrica que a menudo no se ajusta al uso del congelador que desea. Esto, además, facilita la limpieza y brinda un orden más cómodo y práctico.

Sistema No Frost

Esta es otra característica muy provechosa a tener en cuenta dado que permite enfriar el aire sin generar escarcha dentro del congelador. Los modelos que cuentan con este sistema son mucho más eficientes y no requieren ser descongelados periódicamente.

Ventajas de los Congeladores Verticales

Entre los principales beneficios que ofrecen los congeladores verticales se encuentra la capacidad que tienen para almacenar una gran cantidad de alimentos perecederos, lo que los hace una excelente opción tanto para hogares como para ciertos negocios y restaurantes.

Dicha cualidad, reduce los viajes al supermercado al contar con amplias áreas suficientes para preservar grandes compras y permite un ahorro de espacio al aprovechar verticalmente el sitio donde se ubique. Por lo que también son una gran opción para aquellos con entornos pequeños, ya que ocupan menos espacio que los congeladores horizontales.

Los congeladores verticales, además, son generalmente más fáciles de organizar gracias a su distribución de estantes. En ese sentido no es necesario sacar toda la comida para encontrar lo que se desea, cosa que generalmente sucede con los congeladores horizontales.

 

Última actualización el 2021-04-08 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados. Esta web forma parte del programa de Afiliados de Amazon.

Deja una respuesta